martes, 5 de agosto de 2014

LAS BICICLETAS SON PARA EL VERANO (3)

EUROVELO6   -  RUTA CICLOTURISTA DEL DANUBIO

Sector: Donaueschingen –Ratisbona

VER ANTERIOR - VER SIGUIENTE
IR AL PRIMER CAPÍTULO


Quinta etapa: Donaueschingen (AL)-Hausen im Tal (AL) (Miércoles 21 agosto)

Distancia aproximada 65 km.

RUTA EN GOOGLE EARTH

La noche ha resultado un poco fría en la tienda de campaña, en nuestro propósito de viajar ligeros de equipaje nos hemos traído los sacos de verano (unos de +15ºC) y están resultando un tanto escasos para estas noches centroeropeas de la segunda mitad de agosto. Nos calentamos el desayuno y nos preparamos para salir.

Aprovechamos para tener una breve conversación con una familia catalana, los padres y tres hijos de unos 15 a 18 años. Se han traído una furgo con remolque que dejarán en el aparcamiento del camping y no tienen claro hasta donde llegarán, no tienen muchos días, la cuestión es que movilizan un montón de equipo...chapó por ellos.

Los primeros kilómetros, con el sol tomando fuerza, resultaron muy reconfortantes entre prados y por caminos rurales, para disfrutar con las bicis. Ya estamos descendiendo el Danubio que esperamos poder acompañar hasta nuestro destino: Budapest.









 Cruzamos distintos pueblos entre ellos Möhringen:





Cruzamos también Tuttlingen (donde desde el sur vuelve a conectar la Eurovelo6), pasado este punto encaramos grandes rectas, por suerte sin viento:





Pasado Mülheim an der Donau el Danubio, como si quisiera demostrar su fuerza juvenil, se encañona, dando paso a bucólicos paisajes y cuidadas granjas:





Muestra del gusto por los detalles de las gentes de esta zona


En tramos así lo de menos son los kilómetros


Beuron


Castillo de Werenwag
Llegando al final de etapa; ya sólo quedan 2,5 km más:
La señalización de la ruta en Alemania suele ser exquisita.


Cruzamos a la margen izquierda, desde el puente podemos ver nuestro destino, de nuevo noche en camping.


Qué ven mis ojos, justo a la entrada del camping una alternativa para pasar la noche con muy buena pinta, toda una tentación después de la última noche de acampada un poco fría:
 
pero la tarde se presentaba tan agradable para acampar.

Finalmente. Al lado de la recepción del camping.


Aún tuvimos ocasión de disfrutar un poco del entorno del camping y dar una pequeña vuelta por el pueblo, antes de que el sol se pusiese...haciendo caer de nuevo las temperaturas.

Sexta etapa: Hausen im Tal (AL) - Obermarchtal (AL) (Jueves 22 agosto)

Distancia aproximada 73 km.

RUTA EN GOOGLE EARTH

La noche ha sido gélida.

No nos sirvió como ayer con echarnos por encima la ropa de abrigo, tuvimos que recurrir a la manta de emergencia y aún así no entrabas en calor. Además la ropa lavada, que dejamos secando sobre las bicis, estaba empapada por el rocío. El termómetro llego a marcar 4º dentro de la tienda. 

Pero hay que activarse y para ello nos montamos nuestro desayuno:


Unas horas y unos kilómetros después ya habíamos expulsado todo el frío del cuerpo, durante un rato pedaleamos junto a la familia catalana, aquí el padre con el carrito: 


Llegando a Sigmaringen:



Riedlingen; nos llama la atención el puente que da entrada a la zona antigua y decidimos internarnos y dar un paseo por el pueblo:






Dónde estamos....pues llegando a Zell, hoy no teníamos pensado donde terminar la etapa y ya va tocando buscar alojamiento:
Tomamos una variante hacia Rechtenstein, donde nos ha marcado un hotel. Habíamos decidido asegurarnos el descanso y este día no acampar, el hotel resulto estar cerrado, aunque el emplazamiento del pueblo era espectacular:
Continuando camino, apareció ante nuestro ojos nuestra siguiente opción:

Cruzamos a la margen derecha del Danubio, bajo la mirada del Monasterio de Obermarchtal, para entra por la parte baja del pueblo. Fue una pena no saber en ese momento que también ofrecía alojamiento.


Finalmente cruzamos todo el pueblo de Obermarchtal, resulto muy interesante pero se estaba haciendo un poco tarde y estábamos un poco desconcertados, porque no parecía fácil encontrar el alojamiento, al final estaba un poco a las afueras y sí tenían habitación, así que no lo dudamos. Cenamos y nos fuimos a descansar, se agradeció mucho una estancia calentita y una buena cama.

Séptima etapa: Obermarchtal (AL) - Ulm (AL) (Viernes 23 agosto)

Distancia aproximada 56 km.

RUTA EN GOOGLE EARTH

Hemos dormido muy bien y además nos espera un desayuno buffet, para que más.

Estamos enganchando con la dinámica del viaje, eso significa que, preparar el equipo, organizar las alforjas, colocarlas en la bici y ponerse a pedalear, cada vez nos sale más fluido.  

Hoy sí tenemos objetivo para el final de etapa, queremos detenernos en Ulm y patear con calma la ciudad.

Desandamos desde el hotel y cruzando el pueblo volvemos a la margen izquierda del Danubio



Cruzamos Munderkingen con calma, ciudad amiga de las cigüeñas:


Poco más adelante Ehingen:
Parada para picar algo:


Antes de las 15 horas estamos en Ulm:


Nos acercamos a la plaza de la catedral, no es difícil encontrarla ya que lo más reconocible de Ulm es la torre de su catedral. La torre de catedral más alta del mundo.

En la oficina de turismo, en la misma plaza de la catedral, nos dan un listado completo de todos los alojamientos de la ciudad y al final nos decidimos por el "Zum Anker" en un lateral de la catedral. Las oficinas de turismo suelen ser bastante útiles especialmente para el tema alojamiento, te muestran las posibilidades y precios y en muchas ocasiones ellos mismos se encargan de llamar al alojamiento y reservar si hay plaza.

Una vez alojados y con las bicis en el garaje del hotel salimos a patear la ciudad:


Zona conocida como barrio de los pescadores:




Detalle de la torre medieval de Ulm
Ayuntamiento de Ulm

Detalle del reloj astronómico en el ayuntamiento de Ulm

Y seguimos callejeando:



Después de cenar una foto nocturna de la torre:


De vuelta al hotel, consultando las opciones de una vieja gramola:


Octava etapa: Ulm (AL)- Dillingen an der Donau (AL) (Sábado y Domingo 24 y 25 agosto)

Distancia aproximada 59 km.

RUTA EN GOOGLE EARTH

De nuevo en marcha, esta vez el desayuno no ha sido buffet pero ha estado completito, dejamos atrás el hotel a muy buena hora, la práctica adquirida y el no tener que recoger el campamento como si estuviéramos en un camping hace que pronto estemos en marcha:


Nos resistimos a alejarnos de la torre de la catedral de Ulm, parece tener algo magnético:


 Maqueta de la ciudad de Ulm

Restaurante ¿Español?, por el nombre sí, pero por la carta de tapas no está tan claro:


A media mañana desvío para conocer Gunzburgo:

De vuelta a la ruta tomamos conciencia de que el Danubio parece haberse hecho adulto de golpe, aunque por aquí todavía no navegan grandes barcos el río por momentos tiene una anchura importante debido a las represas para generar electricidad.
Circulando sobre un dique, muchos de los kilómetros de la ruta del Danubio se hacen por este tipo de caminos restringidos al tráfico motorizado:

Gundelfingen an der Donau:





Llegando a Faimingen:

Ruinas romanas de Faimingen


Lauingen





Dillingen an der Donau, cuando esa tarde entrabamos a la ciudad aún no teníamos claro que sería nuestro final de etapa, mucho menos que nos tiraríamos el día siguiente entero en ella:


En la salida del pueblo paramos al lado de una Gasthaus (literalmente "casa de huéspedes"), el cielo cada vez estaba más gris y no sabíamos si continuar un rato más o quedarnos. Mientras consultábamos opciones de cual podría ser la próxima opción para parar si continuábamos, salió una mujer del Gasthaus que nos saludo y nos dijo en inglés que iba a llover, aprovechamos para preguntarle si tenía habitaciones y el precio y nada más decírnoslo comenzó a jarrear, así que lo tuvimos claro: nos quedábamos. Nos indico el sitio para las bicis y subimos a la habitación, ducha en el cuarto y wc compartido ¿?.
Cuando aflojo un poco salimos a dar una vuelta y a cenar, no pudimos evitar mojarnos algo.



Al día siguiente nos despertamos igual que nos dormimos: con el rumor de la lluvia. En este caso el alojamiento no daba desayunos, así que nos preparamos algo de lo que llevábamos en las alforjas en la propia habitación, mientras confiábamos en que parase la lluvia pero no fue así. La previsión por internet hablaba de periodos sin lluvia, pero a eso de las 10:30 no había parado de llover ni un segundo y decidimos que no nos apetecía pedalear con lluvia, así que hablamos con la mujer de la Gasthaus y le dijimos que nos quedábamos un día más, no había problema pero teníamos que cambiar de habitación, al final nos acomodo en un apartamento completisimo, así que salimos a comprar comida y nos lo preparamos allí mismo, por la tarde dimos una vuelta por el pueblo.





Novena etapa: Dillingen an der Donau (AL)- Neuburg an der Donau (AL) (Lunes 26 agosto)

Distancia aproximada 74 km.

RUTA EN GOOGLE EARTH

 El día amanece despejado y después de un completo desayuno nos ponemos en marcha:

                                  La Gasthaus en la que pasamos dos días a nuestra espalda
                                                          Höchstadt an der Donau
Cambiando de margen

Donauwörth es un punto intermedio de la jornada, bueno opción para tomar algo y dedicar un tiempo a conocer la ciudad, así lo hicimos:







Continuamos viaje:

                                       Curioso anuncio de alojamiento en una casa particular

 La ruta es llana, pero no quita que puntualmente aparezca una rampa que te obliga a poner pie a tierra:



El fin de etapa lo hacemos en Neuburg an der Donau, se accede a la ciudad desde la margen izquierda con una fantástica vista de la zona monumental.
 Accedemos por un arco al centro
y desde la oficina de turismo reservamos una alojamiento con desayuno, céntrico y a buen precio.

El resto de la tarde la dedicamos a patear y degustar repostería alemana, (no sale en las fotos porque no duró el tiempo suficiente).






Agencia de viajes especializada en viajes a España (por supuesto no puede faltar el sombrero mejicano)



cima etapa: Neuburg an der Donau (AL)- Pförring (AL) (Martes 27 agosto)

Distancia aproximada 52 km.

RUTA EN GOOGLE EARTH

Desayuno sencillo en el alojamiento. 

Salimos de Neuburg un poco remolones, la verdad es que el sitio tiene encanto y dan ganas de quedarse un rato más callejeando:







Palacio a las afueras de Neuburg



Bajo un puente próximo a Ingolstadt, y ante el avance de las nubes decidimos prepararnos para la lluvia.
Al final, por suerte, la lluvia no fue gran cosa.

Hoy nuestra parada intermedia será Ingolstadt:








Vohburg:











Y llegamos a Pförring, durante todo el día hemos avanzado un poco perezosos y aunque no llevamos muchos kilómetros, decidimos que este pueblo será nuestro final de etapa. En la plaza esta el ayuntamiento que a su vez tiene una indicación de puesto de turismo, estaba cerrado pero en un tablón tenían las opciones de alojamiento, entre ellas dos casas particulares, llevábamos un par de días pensando en probar esa opción de alojamiento y hemos decidido que sea hoy. 

Desde la primera opción nos indican que vayamos a una segunda, curiosamente la segunda es la que ya habíamos visto a la entrada del pueblo, pero esto nos permitió conocerlo algo más.  

La experiencia fue muy buena (cogimos alojamiento y desayuno), la dueña de la casa fue muy amable, la casa familiar ocupaba la planta baja y en la parte superior tenían algunas habitaciones para alojar gente. La nuestra contaba incluso con una pequeña cocina.

Cenamos en la habitación, como curiosidad del tema reciclaje en Alemania, decir que la botella de cerveza de medio litro que veis costo en el supermercado 0,41€ y que al devolver el envase te daban un vale de 0,25€. 





Onceava etapa: Pförring (AL)- Ratisbona (AL) (Miércoles 28 agosto)

Distancia aproximada 66 km (27+39 km).

RUTA EN GOOGLE EARTH

Después de desayunar en una acogedora terraza acristalada en la planta baja y una pequeña charla en inglés con la dueña, retomamos la marcha.

En el estudio previo de la etapa, hoy es de los días que sí tenemos marcado un objetivo: llegar a Ratisbona. Por otro lado en la etapa existe la opción de realizar parte de la ruta en un barco de recreo, decidimos posponer la decisión hasta que lleguemos al punto de embarque.

Al salir de Pförring pronto cambiamos al margen derecho del río, queremos avanzar rápido para tener tiempo de conocer Ratisbona pero dedicamos unos minutos a una breve parada en Neustadt.

Por entre campos de lúpulo, materia prima para las deliciosas cervezas



Llegamos por un paseo muy cómodo a la Abadía de Weltenburg, desde donde llegan y salen los barcos a Kelheim. 

Fotos con la crecida del Danubio de Junio de 2013


Finalmente una vez consultados los horarios del barco a Kelheim y ver que no era mucha la espera, optamos por realizar esa pequeña travesía por el Danubio en una zona en que el río se estrecha y transcurre por entre paredes de piedra. Por otro lado la ruta en bici, debido al cañón, se aleja un poco del río ganando altura, lo que implica cuestas y no apetece.

Nuestra bici va a viajar en barco



Vías de escalada en las paredes del cañón




Atracando en Kelheim

En Kelheim hacemos una comida ligera de supermercado.


Marcas con crecidas históricas del Danubio, muy típicas en todos los pueblos ribereños
A partir de Kelheim el Danubio se vuelve navegable para las grandes barcazas y los grandes cruceros fluviales, constituyendo con otro ríos una vía navegable desde el Mar del Norte (en Holanda) hasta el Mar Negro (en Rumanía).





Puerto deportivo



Gran barcaza remontando el Río cerca de Ratisbona
Torres de la catedral de Ratisbona



En Regensburg o Ratisbona volvemos a dirigirnos a la oficina de Turismo para ver las opciones de alojamiento.


Oficina de Turismo de Ratisbona

Puente Steinerne

 Al final nos decidimos por ir a ver una alojamiento en una fábrica de cerveza, sí: Spitalgarten, es un complejo al final del puente de piedra Steinerne con un enorme Biergarten (literalmente "jardín de cerveza" muy típicos en esta zona alemana), restaurante y donde se puede dormir en habitaciones bastante sencillas y económicas.

Como siempre aún teníamos una horas de luz que dedicamos a dar un rápido pero completo paseo por toda la ciudad, la verdad este tipo de días eran como un duatlón, después de hacernos unos cuantos kilómetros con la bici nos dábamos unas pateadas enormes, en la mayoría de los casos nada decepcionates, en el caso concreto de Ratisbona mereció mucho la pena, es una ciudad con muchos atractivos.


Desde el puente Steinerner

Moda de la zona y....

sí, la usan:
 




Cenamos por la ciudad, no en el bar de tapas de la foto, y dimos un pequeño paseo nocturno.




Cruzando el puente de vuelta al alojamiento.






2 comentarios:

  1. guapísimo!!! el viaje, es una especie de camino (europeo) de Santiago en bici...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias tito, el Camino de Santiago es un camino europeo y más alla:

      http://es.wikipedia.org/wiki/Camino_de_Santiago#mediaviewer/Archivo:Ways_of_St._James_in_Europe.png

      Precisamente en Ratisbona había mucha señalización del Camino de Santiago (o como dicen los alemanes del Jakobsweg), que venía desde Praga y también por la zona de Ulm se veía mucho el símbolo de la concha amarilla.

      Eliminar